Noticias MotoGP: Por qué MotoGP está volviendo a un lugar que era demasiado grande para hace 10 años

En el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, surgieron noticias de que la carrera de MotoGP del pasado fin de semana será la última en usar los antiguos boxes ‘Nacionales’, con el regreso del campeonato al complejo de alas para 2023.

Será la primera vez desde 2012 que MotoGP no contará con los pits construidos originalmente para la Fórmula 1.

Ese fin de semana de carreras de 2012 fue solo la segunda vez que MotoGP corrió desde el entonces nuevo complejo antes de regresar a lo que se convirtió en la configuración nacional, ya que la logística de usar el nuevo lugar inicialmente resultó ser demasiado para un campeonato donde la relación con el alimentador de series Moto2 y Moto3 está mucho más cerca que entre F1 y F2 y F3.

El área del ala contiene solo un tercio del espacio rígido del enorme complejo original, y fue difícil acomodar los 280 camiones que conforman el espacio de apoyo a la carrera, hospitalidad, autocaravanas y oficinas para tres clases, así como el organizador del evento Dorna. , soporte técnico, infraestructura de TV y todos los demás componentes necesarios del circo de MotoGP, en él.

Si bien estos problemas logísticos no necesariamente han desaparecido, el jefe de Silverstone, Stuart Pringle, insistió en que es un desafío que vale la pena asumir para hacer avanzar a MotoGP, una necesidad que se destacó en Silverstone por la menor venta de boletos que nunca.

996162

«Quiero tener mucho cuidado con las palabras que usamos, porque no quiero dar a entender que no es bueno en este momento, pero eso está en el pasado, en este extremo del circuito, y el Wing es el actual y el futuro», dijo Pringle en exclusiva a The Race.

“Y particularmente con la llegada del hotel y el puente [opposite]: el Wing siempre ha sido un edificio impresionante, pero ahora llama la atención.

“Se verá genial en la televisión, hará que el Gran Premio de Gran Bretaña se vea genial, y con todas estas cosas funcionando, ahí es exactamente donde debe estar este campeonato. Creo que todos necesitamos que este campeonato sea un poco más ambicioso y un poco más progresista”.

Es probable que cause dolores de cabeza a la Asociación Internacional de Equipos de Carrera, el grupo encargado de armar el paddock de MotoGP todos los fines de semana, pero Pringle estaba convencido de que trabajando junto con ellos, los desafíos podrían superarse.

“Entiendo que operativamente puede ser un poco más difícil para la IRTA”, admitió, “pero a todos en el paddock se les paga por estar allí y hacer un trabajo.

“Si es más difícil para aquellos de nosotros que tenemos un trabajo que hacer, está bien. Pero tenemos que preguntarnos qué hace por el programa, y ​​si la respuesta es que va a ser mejor, entonces sí. [that’s worth it].

996875

“Ese fue el desafío que tuvimos la última vez y no ha cambiado fundamentalmente. No estoy lo suficientemente cerca de la planificación y los detalles de la operación IRTA, pero me gustaría pensar que llegarán con una mente fresca. Son un montón de puede hacer.

“’Todo tiene que pasar así o asá, ¿podemos cambiarlo un poco o tenemos que aplicar el modelo tan rígidamente?’ Francamente, van a algunos circuitos bastante pequeños en otros lugares, por lo que no puede ser imposible. Y los beneficios superan los desafíos”.

Estos beneficios se producen en medio de una importante inversión en el Wing por parte del propietario del circuito, el British Racing Drivers’ Club, ahora fuerte una vez más después de años al borde de serios problemas financieros.

Con el BRDC invirtiendo millones para hacer que el complejo sea autosostenible en el frente energético (resolviendo otro problema que anteriormente resultó en la necesidad de una cantidad considerable de generadores para hacerlo funcionar), significa que es el momento adecuado para mostrar realmente Silverstone y MotoGP en su mejor sus habilidades.

“Gastamos mucho dinero en el ala y gastaremos mucho más, incluso para poner energía solar en el techo”, explicó Pringle.

“Es un edificio del que siempre hemos estado orgullosos, pero del que ahora estamos muy orgullosos. Cuando llega el campeonato [in 2023]será un edificio autónomo, sin emisiones de carbono y autoalimentado, lo cual es una gran historia.

“Soy extraordinariamente consciente de que el núcleo de nuestro negocio es quemar combustibles fósiles, lo que me hace sentir un poco expuesto, o lo estaba hace unos años. Por eso estoy decidido a ser reconocido como un líder progresista entre circuitos y promotores, y BRDC ha abierto la chequera para apoyarme”.